El FEDER centra sus inversiones en varias áreas prioritarias clave. Esto se conoce como «concentración temática»:

  • innovación e investigación,
  • programa digital,
  • apoyo a las pequeñas y medias empresas (PYMES),
  • economía de bajas emisiones de carbono.

Los recursos del FEDER asignados a estas prioridades dependerán de la categoría de la región.

En las regiones más desarrolladas, al menos un 80 % de los fondos tiene que centrarse en dos de estas prioridades como mínimo, en las regiones en transición, el límite mínimo es de un 60 % de los fondos, para las regiones menos desarrolladas, el mínimo es del 50 %.

Además, algunos de los recursos del FEDER tienen que destinarse específicamente a proyectos de economía de bajas emisiones de carbono:

  • en las regiones más desarrolladas: 20 %,
  • en las regiones en transición: 15 %,
  • en las regiones menos desarrolladas: 12 %.

Cooperación territorial europea

En el marco de los programas de Cooperación territorial europea, al menos un 80 % de los fondos se concentrarán en las cuatro áreas prioritarias mencionadas anteriormente.

Características territoriales específicas

El FEDER presta especial atención a las características específicas de cada región. La acción del FEDER se ha diseñado para reducir los problemas socioeconómicos y medioambientales en las áreas urbanas y se centra especialmente en el desarrollo urbano sostenible. Al menos un 5 % de los recursos del FEDER se reserva para este cometido, a través de las «acciones integradas» gestionadas por las ciudades.

Las zonas desfavorecidas por causas naturales desde el punto de vista geográfico (zonas remotas, montañosas o poco pobladas) se benefician de un tratamiento especial. Finalmente, las zonas ultraperiféricas también se benefician de la ayuda específica del FEDER para solucionar los posibles inconvenientes debidos a su lejanía.